Mantenimiento Autónomo

El Mantenimiento Autónomo es uno de los pilares básicos del TPM. La función más importante del Mantenimiento Autónomo es detectar y tratar con prontitud las anormalidades del equipo, lo cual es precisamente el objetivo de un buen Mantenimiento.

Los objetivos del Mantenimiento Autónomo son:

  • Evitar el deterioro del equipo.
  • Llevar al equipo a su estado ideal de referencia.
  • Establecer las condiciones básicas para tener el equipo bien mantenido.
En este caso se genera también una documentación sólida que permita la descripción de todas las actividades de Mantenimiento Autónomo, de forma que sea fácil la formación de los Operarios en estas actividades.

La Producción y el Mantenimiento son inseparables.

A menudo es conflictiva la relación entre los departamentos de Producción y Mantenimiento. Cuando para la producción debido a fallos del equipo, los departamentos de Producción se quejan amargamente «Mantenimiento no hace bien su trabajo»«Tarda demasiado tiempo en reparar su equipo». Asimismo proclaman que están demasiado atareados para realizar chequeos diarios.

Paralelamente, el departamento de Mantenimiento critica al de Producción:«Preparamos los estándares pero no se hacen los chequeos»«No saben como operar apropiadamente con los equipos»; o «No lubrican las máquinas». El departamento de Mantenimiento excusa sus propios fallos diciendo que tiene demasiadas reparaciones que hacer y le falta personal.

El departamento de Producción debería abandonar la mentalidad «Yo opero, tú reparas», y asumir la responsabilidad del equipo y la de evitar su deterioro. Sólo entonces, el departamento de Mantenimiento puede aplicar apropiadamente las técnicas de mantenimiento especializado que asegurarán un mantenimiento eficaz. Por su parte el personal de Mantenimiento debe abandonar la idea de que su trabajo es simplemente hacer reparaciones, deben buscar nuevas tendencias del mantenimiento, o en su defecto refinarlo y optimizarlo.

¿Quiere más información?

Contáctenos y hablamos