La Inteligencia emocional

Objetivos

Hasta hace poco tiempo, solo se hablaba de un tipo de inteligencia, la inteligencia cognitiva, medida a través del Coeficiente Intelectual. Este dato era el único criterio válido para determinar las posibilidades de éxito profesional y académico. Sin embargo, en los últimos años, se ha constatado que la mayoría de los problemas laborales no se deben a una falta de capacidad intelectual sino que son producidos por un manejo inadecuado de las emociones, por desconocer las propias motivaciones o ser incapaces de ponerse en el punto de vista del otro. Es decir, todas estas dificultades están relacionadas con una carencia de desarrollo de la Inteligencia Emocional en el ámbito laboral.

A través de este curso los asistentes aprenden a valorar el papel determinante que juega la Inteligencia Emocional en el desempeño óptimo de cualquier tipo de trabajo.

Dirigido a

Personal de todas las áreas de la Organización.

¿Quieres más información?

Contáctanos para saber más sobre este curso

Programa

  • Conceptos de emoción y sentimiento.
  • Las emociones como sistema de señales, sobre nosotros mismos y los demás
  • Los mensajes subjetivos de las emociones ¿Cómo decodificarlos?
  • ¿Cómo encauzar las emociones hacia los objetivos?
  • Las emociones que facilitan o entorpecen la comunicación
  • La habilidad de comprender y aplicar el poder de las emociones: influir.
  • Capacidad de rendir bajo presión
  • Estrategias para crear relaciones fructíferas y a largo plazo
  • Las emociones en la toma de decisiones
  • Visión para crear el futuro y las acciones que se alinean con esa visión
  • Perseverancia ante los obstáculos
  • Autoconciencia Emocional: Percibir y conocer las propias emociones
  • Regulación de las propias emociones: Controlar los impulsos emocionales
  • Automotivación: La confianza, entusiasmo y optimismo para enfocar objetivos
  • Empatía: Comprender las emociones del otro y su perspectiva
  • Habilidades sociales: trabajo en equipo, liderazgo, negociación y relaciones
  • La serenidad que se alcanza al comprender y regular las propias emociones
  • La sinergia que proviene de gestionar las emociones propias y de los otros.
  • Manejo de conflictos personales e interpersonales
  • Disposición para el servicio
  • Temores ante la competencia
  • Manejo de la autoridad y el posicionamiento